Lunes, 29 de octubre de 2012

2l96pgj.jpg

Como se informó anteriormente, Lutfi demandó a la familia Spears por incumplimiento de contrato, difamación y calumnia por comentarios que Lynne Spears hizo sobre él en un libro sobre su vida. El juicio se espera que dure cerca de tres semanas, con testimonios programados por parte de los padres de Britney, Lynne y Jamie, su novio Jason Trawick, entre otras personas cercanas a la cantante.

Sam Lufti: 'El padre de Britney Spears amenazó con matarme'

El autoproclamado ex-manager de Britney Spears, Sam Lutfi, dijo al jurado el miércoles pasado durante su declaración por la demanda que interpuso por difamación e inclumplimiento de contrato por parte de Britney y su familia, que el padre de la jueza en 'X Factor', Jamie, lo golpeó y lo amenazó de muerte, segun informa RadarOnline.com.

De acuerdo con Lufti, después de que Britney fuese dada de alta en su primer internamiento involuntario en el Centro Médico Psiquiátrico Cedars Sinai, sus padres hicieron una visita inesperada a la casa de su hija y fue entonces cuando el presunto altercado violento ocurrió.

"Britney enloqueció cuando los vió en la puerta principal y se fue. Britney se fue porque estaba aterrorizada de su padre... Jamie amenazó con matarme y también me dio un puñetazo", dijo Lutfi a los miembros del jurado durante el testimonio.

Lutfi también dijo que hizo un trato con el entonces novio de Britney, el fotógrafo Adnan Ghalib, sobre el consumo de drogas de Spears.

"Había tensión entre [nosotros], pero más tarde [Adnan] tenía un entendimiento de que si alguna vez veía a Britney consumiendo drogas, que me avisara de inmediato. Adnan nunca vivió con Britney pero pasaba mucho tiempo con ella".

Sam rompió a llorar en el juicio

De acuerdo a NYDailyNews.com, fue un día emotivo para Sam Lufti tras llevar varias horas en el juicio por difamación contra la familia Spears. Lufti alegó que Britney cayó en las drogas durante Septiembre de 2007. Lufti declaró de la siguiente manera una supuesta conversación telefónica que tuvo en octubre del 2007 con Britney:

'Britney me llamó desde su coche y me pidió que volviera a ser su manager y que le ayudará a conseguir más drogas. Ella me llamó desde el estacionamiento de un salón de bronceado, me dijo que había estado estacionada allí durante toda la noche'.

Lufti declaró que su primer contacto con Lynne Spears, la madre de Britney, fue en Mayo o Junio de 2007, después de que Britney le dijera que estaba alejada de su madre “porque estaba frustada de que su madre dependiera económicamente de ella”.

Lufti le sugirió a Lynne vender sus diamantes sintéticos en QVC. Tanto a Britney como a Lynne les gustó la idea en ese momento pero fracasó después de que Britney sintiera que su madre se puso del lado de Kevin Federline en lo que respecta a la custodia de sus dos hijos. A pesar de la tormenta, Lufti afirma que se mantuvo cerca de Lynne y que ”habló con ella cientos de veces”.

Lufti describió la noche del 3 de Enero de 2008, en la que Britney estaba atada a una camilla y fue llevada a un hospital psiquiátrico en contra de su voluntad, que él no estaba presente esa noche debido a asuntos familiares pero que fue corriendo de inmediato hacia la casa de la cantante cuando recibió llamadas del asistente social que iba a hacer una supervisión a los hijos de Britney. Uno de los abogados de la custodia le había dicho que Britney se había encerrado en el baño con Jayden James.

Los miembros del jurado vieron una foto de Lufti y uno de sus abogados de Britney conduciendo desde la casa al hospital Cedars juntos.

El jurado también vio videos del 31 de enero del 2008 de Britney llorando en la puerta de la casa con su perro junto a los paparazzi que le preguntaban que le pasaba. Lufti estaba en el coche, Britney se habñia bajado de él y le dijo a Sam que se quedará allí y así lo hizo.

Ella se quedo allí durante mucho tiempo, actuaba de manera extraña y decía que solo quería estar con su perro. Lufti declaró que después de la crisis un fotógrafo llevó a Britney a su casa, su psiquiatra la esparaba para una de sus citas nocturnas.

Ahí fue cuando los padres de Britney llegarón y el guardia de seguridad le avisó a Lufti que sus padres querían entrar, el les dió pasó, pero el padre de Britney ya se habia colado sin que Lufti lo supiera, pero alguien ya le había contado a Britney.

El padre de Britney enloqueció y comenzó a perseguir a Lufti por la cocina mientras gritaba, mientras Lufti amenazaba con dejar a Britney sola, Britney estaba aterrorizada y huyó. El equipo de seguridad echaron al padre de Britney.

El jurado también vió un video de Britney y Lufti de enero de 2008, donde Britney le gritá a Sam y habla con un extraño acento británico ordenándole que salga del coche y la deje conducir a ella, Sam le cede el puesto a Britney y se mueve hacia el lado del pasajero. Más tarde, esa misma noche, Britney tendría otra cita psiquiátrica.

Lufti rompió en llanto en un momento de su testimonio, diciendo que las acusaciones que aseguraban que él había drogado a Britney, habían arruinado su reputación. También negó que le hubiese dicho a Us weekly que le dio drogas a Britney.

Britney no ensayó para su presentación en los VMAs 2007

De acuerdo al sitio TMZ, Lufti habló sobre la presentación de Britney Spears en los VMAs 2007, donde se presentó ante el público con el éxito de su quinto albúm discrográfico, "Blackout", "Gimme More". Además de ser una de las actuaciones más recordadas de Spears de todos los tiempos por representar "el gran regreso" de la Princesa del Pop a los escenarios, no salió del todo bien, por las razones que ya todos sabemos.

Según explicó el abogado del "ex-manager" a la corte superior del condado de Los Angeles, Lufti le pidió a Britney que no se presentara.

Lufti sentía que Britney no debía hacerlo, tenía sobrepeso y no había ensayado la coreografía.

Britney, gane o pierda el juicio, ya tiene que pagar 1 millón de dólares por todo el proceso

Según E!Online,independientemente de si Britney gana o pierde el juicio por difamación contra Sam Lufti, tendrá que pagar de una u otra manera.

Le costará un millón de dólares pagarle al equipo legal de ocho personas que la defienden en el caso. Lufti está buscando 960.000 dólares por los ocho meses que trabajó como el “mánager” de Britney Spears en su demanda por incumplimiento de contrato, difamación, agresión y provocación intencional de angustia emocional. Así lo informan:

Entre los abogados que defienden a Britney se encuentran: Leon Gladstone, Boxer, Stephen Rhode y Joel Moore Bonita, cuya tasa llega a los 500 doláres por hora, en juicio aumenta a los 700 doláres. Adicionalmente Britney cuenta con sus abogados de tutela: Wyle, Geraldine y Andrew Wallet.

También Britney tiene debajo de la manga un abogado que en caso de apelaciones que ella debe a presentar en los tribunales, si así se lo exige la corte, debe hacer que el abogado de Lufti re-examine el asunto para que ella no lo haga.

Todo esto suma $ 50.000 al día, el jucio tendrá una duración de 20 días, por lo que se llegaría a la suma de 1 millón de dolares, sin contar las horas previas al juicio. Si Britney gana el juicio, podría redemandar a Lufti y la corte le rembolaría sus gastos jurídicos.

Video: una ex-niñera de Britney dice que nunca usó drogas


Leah Frand, ex niñera de Britney Spears y que trabajó durante 6 meses con ella en el 2007, comentó a las cámaras de TMZ que Sam Lufti está mintiendo sobre el uso de mentafetaminas por parte de Britney.

"Nunca ví mentafetaminas o alguna clas de drogas en esa casa".

Frand dice que Sam es un perdedor sin vida que estaba desesperado por quedarse en el mundo de Britney y que, posiblemente, plantó droga en su casa, como parte de un plan maléfico.

Leah comentó también que Sam nunca fue empleado por Britney - "Honestamente, no sé que hacía él en la vida de Britney... siendo la perra de Britney basicamente y sin ser pagado".

Créditos: TMZ

Britney Spears: 'Le agaradezco a Sam Lufti que mi familia se volviera a unir'

A pesar de que Britney se "aterroriza" con el hecho de que pueda ser llamada a a testificar en el juicio por difamación realizado por Sam Lutfi, la Princesa del Pop una vez más está agradecida por la influencia que llevó a su familia de nuevo a reunirse, informa RadarOnline.com.

"Britney está siendo protegida tanto como sea posible de los titulares que se están realizando desde el juicio Lutfi, pero ella está realmente agradecida con él por haber llevado a su familia de nuevo a estar juntos. Britney fue separada de su familia cuando Sam estaba en su vida y sus padres se divorciaron. Si no hubiera sido por sus padres, quienes temerosos vieron la influencia de Sam y el control sobre Britney en el 2007, tomaron medidas drásticas para obtener la tutela de ella... Britney no sabe dónde estaría ahora", dijo una fuente cercana sobre la situación.

"Lynne y Jamie [Spears] están oficialmente de nuevo juntos y Britney nunca ha estado más cerca de sus padres, especialmente su madre. Britney ha prometido que Sam Lutfi nunca destrozará a su familia de nuevo y no quiere saber nada de él".

Lutfi demandó a la familia Spears por incumplimiento de contrato, difamación, agresión y provocación intencional de angustia emocional. "Sam era venenoso para Britney - quién perdió la custodia de sus hijos mientras él era su 'manager' y ella también fue hospitalizada dos veces por problemas de salud mental", dijo un allegado.

"No es ninguna coincidencia que ella ahora está mejorando mucho sin Sam en su vida".

... y las últimas declaraciones de Sam Lufti y la madre de Britney en el juicio... hasta ahora

En el séptimo día del juicio por difamación contra Britney Spears y su familia, su "ex-manager" dice que recibió un "enorme aumento" en las amenazas de muerte tras la publicación de 'Through The Storm: A Real Story of Fame and Family in a Tabloid World', un libro escrito por la madre de Britney Spears, Lynne, en donde acusa a Sam de manipular a su hija.

Bajo el interrogatorio del abogado de Spears, Stephen Rohde, Lutfi admitió que las describe en "aumento" porque había recibido amenazas de muerte en el pasado. Sam también reveló que no guardaron ninguna amenaza recibida por correo electrónico y nunca informó a las autoridades.

En un intento de socavar la credibilidad de Lutfi, un abogado de Britney preguntó si alguien menciona a Lynne o su libro específicamente sobre las amenazas y Lutfi dijo: "Eso no es cierto" - dando a entender que las amenazas por parte de la madre de Spears no fueron mencionadas. Rohde, luego volvió al testimonio de este último en el 2011 en el cual, Lufti contestando la misma pregunta, dijo que no podía recordar.

Su abogado, José Schleimer ha tratado de resolver esta discrepancia en las declaraciones de su cliente. Cuando se le preguntó a Lutfi por Schleimer, de nuevo, si se hubiera informado de las amenazas a la policía después de que se publicara el libro, dijo que "sí". Lutfi explicó que esta contradicción se debe a problemas de memoria: "Es tanta la presión, estrés o fatiga que me falla la memoria", dijo.

Cuando se le preguntó por Rohde sobre si el tribunal podría traer una copia de estas denuncias, sobre las amenazas, admitió que no las tenía.

El miércoles, Lutfi dijo que después que el libro fuera lanzado y lo hicieron pasar como una persona que controla cada paso de Britney, la gente empezó a desear su muerte y la hacía sentirse deprimido y tenía pensamientos suicidas.

Como primera declaración por parte de Lynne Spears, la madre de Britney usó términos para Lutfi como "depredador", "falso" y "vengativo" y dijo que tituló un capítulo en el libro sobre el tema llamado "El General" (General) porque le había dicho que el teléfono de Britney estaba desconectado, había escondido su teléfono y en secreto había puesto píldoras en la comida: "Estas fueron sus palabras exactas", dijo Lynne.

Lutfi fue un "maestro de perros", dijo, y se "colgó alrededor de mi hija y trató de insertarse en todos los aspectos de su vida". Aunque ella no llamó a la policía, "estaba muy preocupada. Siempre traté de sacarla de allí". Anteriormente, ella dijo que habló con Lutfi "cientos de veces", mientras que él estaba en la vida de Britney y admitió que hizo promesas buenas en el 2007, cuando Britney dejó de hablar con sus padres.

Lynne también dijo que estaba en Kentwood, cuando Lutfi llamó el 3 de enero de 2008 llorando diciendo que Britney se había encerrado en el baño. La cantante fue llevada al hospital en ambulancia por la noche. Lynne dijo que llegó a California, tres semanas más tarde.

Más testimonios serán revelados el martes por parte de Robin Johnson, a quién el tribunal nombró como monitor de cuidados infantiles durante los años en cuestión. El juicio se espera tener una duración de dos semanas más.

Créditos: HeyBritney.com

Tags: Britney, Sam Lufti, juicio, audiencia, abusos, corazón, noticias

Publicado por adminbspp @ 0:46  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios