S?bado, 27 de octubre de 2012


Britney Desafía.

Hace catorce años, Britney Spears empezaba a encabezar las listas. Ahora, con dos hermosos hijos, un novio cariñoso y una participación en "The X Factor", ella está en la cima del juego.

Britney Spears ama a sus hijos, Jayden James y Sean Preston, y a su novio, Jason Trawick. Pero si quieres saber cómo es realmente Britney, es tal vez más iluminadora la experiencia de ver lo que ella ama a lo que ella es: a Britney Spears le encanta Pirate’s Booty, Adele, el acondicionador Pantene Pro-V y saltar en el trampolín con sus hijos. Si quieres saber cómo es Britney, bueno, la verdad es que es muy parecida a ti.

Tal vez esa no es una evaluación totalmente justa. Después de todo, ella ha vendido más de 70 millones de discos, ha ganado 228 premios y apareció en su propio reality show y ahora, junto a Simon Cowell, LA Reid y Demi Lovato, son los jueces del exitoso programa "The X Factor". Su nombre también adorna nueve perfumes y su cara está en una nueva versión del juego Twister. Así que digamos que es como si fuera una persona normal con gustos modestos que sólo pasa a ser una de las personas más famosas del mundo. Nos conocimos en la sesión de fotos en Milk Studios, un poco de cemento y cristal de Dwellmagazinitude brillando como diamantes en la parte plana caliente de Hollywood, dónde estrellas del cine miran hacia fuera desde la elevada majestuosidad de sus hogares en las colinas. Spears llega temprano en un Mercedes Sedán negro, conducido por Trawick. Ella está en pantalones cortos de color caqui que muestran sus piernas realmente impresionantes, una camiseta blanca con mangas tipo beisbol y un poco de rímel. Llega bebiendo un té de hibisco de Starbucks. Su actitud durante el shoot es agradable, destaca eficiencia, es toda una MILF que más que una estrella intentando mantener su imperio.

Sin dudarlo, ella me dice que la mejor cosa sobre ser Britney Spears es todo el maquillaje gratis: "Tengo estas cajas gigantes de brillo de labios y esmalte de uñas y es como si fueran caramelos". No es que ella en realidad usara todo eso. "Realmente sólo uso rimel todo el tiempo y polvos, porque tengo algunos granos". ¿Su producto favorito anti-granos? "Me encanta Clearasil lavado de rostro", lo dice de la misma manera que profesa su amor por Pantene Pro-V: "Estoy pasada de moda", dice. Admira a J.Lo, a quién llama "una belleza clásica" y a Sarah Jessica Parker. "Su apariencia es realmente brillante, moderna y joven".

Con el aspecto de una estudiante obediente, Spears asiente educadamente mientras escucha y con sus ojos marrones es atenta, habla sin dejar rastro de su natal Kentwood, Louisiana, o la educación de la alta de LA. Después de dos temporadas como Mouseketeer y 14 años como una mega estrella del pop, su único origen real es el mundo del espectáculo. Ella y su madre comenzaron a viajar a las audiciones en la ciudad de Nueva York cuando tenía apenas ocho años. "¡Fue muy emocionante! La forma en que la gente hablaba y comía y lo costoso que era... Fue un gran cambio para mí". Uno se pregunta si en aquellos días, ella nunca soñó despierta sobre lo que podría ser convertirse en famosa, y dice, “Cuando era niña, pensé en ser superestrella algún día, lo imaginé como un mundo de ensueño". Una de las fantasías de la joven Spears era sobre el estrellato en forma agradable, porque desde luego no le quedaba mucho tiempo para entretenerlos. En 1998, el mundo tiene la mirada puesta en sus ojos gigantes castaños y su uniforme de escuela católica en el vídeo de "...Baby One More Time”, y boom, ya era famosa. Le pregunto si ser una estrella se asemeja de alguna manera al mundo de los sueños que se conciben cuando eres niño, y ella dice: "Hay una parte de eso que es como me lo imaginaba, pero hay mucho trabajo en lo que hago. Las cosas grandes no salen con facilidad".

La trayectoria de Spears y su carrera es ahora tan familiar para nosotros como el encuentro de George Washington con el cerezo. Es apoteósico y surrealista. Pero en sólo 30 años, Britney Spears ha logrado vivir por lo menos cuatro vidas. Parece que la vida que está viviendo ahora, comprometida con su ex agente Trawick, cuidando a sus hijos y coprotagonizando 'X Factor', posiblemente podría tener tiempo libre. Es sin duda, sostenible. "Trabajo nado, juego con los niños, cocino y hago jardinería. Jugamos a Connect Four y a Candy Land. Anoche leímos The Pirates Night”.

Spears lleva un anillo de compromiso gigante, pero su tamaño no se corresponde con su voluntad de discutir sobre el hombre que se lo dio. Trawick se convirtió en su agente en 2009, su novio en 2010 y ahora su prometido, en diciembre de 2011. Le preguntamos sobre si hay algo que lo distingue de sus novios anteriores (y dos maridos), Spears dice: "Es dulce". Por ejemplo: "dice que no le importa que me siente todo el día con el". Ella es menos reservada a la hora de hablar de sus hijos. En estos días que ha estado prestando especial atención a la forma en que ellos están procesando la creciente conciencia de que su madre es Britney Spears. "Están en el proceso ahora mismo de tratar de entenderlo. Intentan averiguar a dónde voy, cuando voy a las grabaciones de 'X Factor'. Son como, 'Mami va a ser una superhéroina. Y entonces cuando regreso, sólo me ven como mamá. Luego, cuando vuelvo a trabajar en el show, ellos dicen: "¡Oh, mamá es una superhéroina de nuevo!". Spears en realidad es una especie de superhéroe en "The X Factor". En cada episodio, ofrece una variedad incalculable de rechazos a una línea para aspirantes a cantantes, entre ellos "Quiero saber quién te dejó subir al escenario", "Creo que eres una mezcla entre Vanilla Ice con Lauryn Hill con a West Side Story" y, más simplemente, "Necesitas un nuevo maestro que te enseñe a cantar".

En los primeros episodios del show, el estilo de juzgar de Spears fue promocionado como más malvado que el de Simon Cowell. "Pienso realmente que Demi es un poco más dura que yo", respondió ella, y en episodios posteriores, Spears se suavizó (aunque hace poco le dijo a un concursante con un numerito del Sur, que tenía miedo de que tal vez estuviera emparentada con él). Sin duda nunca ha sido sádica, sólo sencilla y poco calculadora, parece ser parte de su ADN. Cuando le pregunté sobre su sentido de la moda, dice, "aretes grandes y estúpidos, con lazos y plumas". ¿Su secreto de moda? "Nunca me pongo calcetines. Odio los calcetines". Cuando le pregunté cuántos pares de zapatos tiene, ella me ve aterrorizada y dice: "No lo sé. Muchos". Cuando la presioné, sonrió: "no sé, 50". Y luego, me río, porque pensé que iba a decir 500, dice, rápidamente, "¿No es eso suficiente?". Se ve afectada, como si esa fuera la respuesta equivocada, como si hubiera encontrado la manera de ser normal, una decepción. Cuando le digo que tengo unos 10 pares de zapatos, ella pone su mano en su corazón y suspira con alivio.

Spears dice que está acostumbrada a tener el equilibrio justo entre la persona y Britney Spears, el ícono. "Es sólo algo a lo que te acostumbras en este negocio". El hecho de que ella haya tenido una vida de colores y muchos de ello en público, dice, "Creo que la mayoría de las personas son mis peores críticos. Soy una perfeccionista. Quiero hacer las cosas de cierta manera. Soy dura conmigo misma, pero no me arrepiento". Incluso si no se arrepiente, ¿significa que animará a sus hijos a entrar en el mundo del espectáculo? “Si hay algo que realmente quieran hacer y les apasiona, me animo a seguir sus sueños", dice. "Pero también estaría allí detrás de la cortina diciendo: 'No, no vayas por ahí.'".

Créditos y traducción: HeyBritney.com (Chris.W)


Tags: Britney Spears, Lucky Magazine, reportaje, entrevista, celebridades, revistas, actualidad

Publicado por adminbspp @ 1:30  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios