Viernes, 06 de agosto de 2010

A pesar de sus cortos 29 a?os, Britney Spears ha demostrado que es toda una sobreviviente en la glamorosa pero tambi?n despiadada industria del entretenimiento mundial. Hace tan solo tres a?os la mayor?a de los encopetados cr?ticos de Hollywood la daba por muerta.

Serios problemas con las drogas y el alcohol y enajenadas perturbaciones mentales hab?an puesto a la "princesa del pop" en una espiral de mala publicidad en los medios que, a decir de algunos, no se hab?a visto nunca.

Britney hab?a dejado de ser la ni?a buena del show, la virgen que todos adoraban ?y deseaban?, la mejor representante de la m?sica norteamericana ?ligera, divertida y popera?, para convertirse en Britney la loca, la gorda, la mala madre, la coquera y la promiscua que cay? en lo m?s bajo en su performance en los MTV del 2007 que todos vimos con actitud lastimera.

Sin embargo, Britney no meti? la cabeza en la guillotina para el corte final frente a millones de espectadores. Ayudada por su padre, Spears, quien conoce la presi?n del trabajo desde que era una ni?a que encandilaba en un programa de Disney, decidi? renunciar a sus potestades personales, familiares y laborales y se dej? en manos de profesionales. Simplemente no pod?a con toda la responsabilidad.

Un juez le quit? la custodia de sus hijos y se la encarg? a su ex esposo, Kevin Federline, en parte, responsable de su desgracia. Ella asinti? por el bien de los ni?os. Fue a un centro de rehabilitaci?n y le dijo adi?s a las drogas y al alcohol. Hasta ahora, por lo menos, no se parrandea como antes ni muestra su desnudez p?bica, para la pena de las decenas de paparazis que la siguen.

Dicen que su padre se encarga de la administraci?n financiera y que cuando lleg? el imperio Spears era una ruina, agobiado por las deudas y los gastos excesivos de una diva en su ocaso.

Para evitar la bancarrota, Jamie Spears oblig? a su hija a asistir a terapias psicol?gicas que, por lo menos, han calmado sus arranques de depresi?n y sus reacciones violentas y err?ticas ante los medios.

Ciertamente, nadie puede decir que la Britney de hoy est? ciento por ciento recuperada. La crisis que vivi? ha dejado mella en su cuerpo y en su mente. No es m?s la chica risue?a que adoraban los medios. Ella ya no da entrevistas a la prensa con la misma facilidad de antes y prefiere comunicarse con sus fans a trav?s de sus cuentas de Twitter y Facebook.

Su f?sico tampoco oculta el paso del tiempo y los golpes. Pese a los intentos de su equipo de publicidad de mostrarla como la beldad de fines de los noventa, ella ha revelado tener problemas de sobrepeso y estr?as que controla ?con mucha dificultad? con una dieta balanceada y mucho ejercicio. Aunque no siempre funciona.

M?QUINA DE HACER DINERO

Sin embargo, esta Britney Spears, m?s humana e imperfecta parece contar con la bendici?n popular. Si no que lo digan las ?ltimas noticias sobre su desempe?o profesional.

Recientemente, la Asociaci?n de la Industria Discogr?fica de Norteam?rica (RIAA) rindi? un homenaje a Britney por haber vendido m?s de 100 millones de discos desde que comenz? su carrera en 1998.

Ella ha sido reconocida como la artista femenina m?s vendedora de la d?cada pasada y la quinta a nivel global de la historia de la m?sica. Britney, aunque parezca mentira, ha ingresado al exclusivo club de los 100 millones junto a Mariah Carey, Janet Jackson y Whitney Houston.

No vamos a discutir las capacidades vocales de la "princesa del pop", algo que para muchos es obvio que carece, pero nadie puede dudar que la gente quiere escucharla. Sus ?ltimos discos Blackout y Circus han sido elogiados por la cr?tica por sus toques vanguardistas en electropop y dance. Lo que es mejor, es que Britney ha podido aguantar con ?xito el hurac?n Lady Gaga, que ha revolucionado la industria musical.

Adem?s, su ?ltima gira de conciertos ?que fue acusada, de nuevo, de hacer playback? le ha reportado m?s de US$ 100 millones, seg?n inform? la revista Forbes. Lo m?s importante es que ella es solo superada por leyendas de la m?sica como U2 o ACDC.

SUS OTROS NEGOCIOS

Pero, Britney Spears no se queda en la m?sica. Ella ha sabido sacar provecho de la atenci?n que concita en los medios y ha expandido sus negocios hacia el mundo de la moda y los perfumes.

En el 2004 firm? un jugoso contrato con la prestigiosa compa??a Elizabeth Arden, dedicada a la fabricaci?n y comercializaci?n de productos de belleza, con la que ha colaborado para su propia l?nea de perfumes.

En m?s de seis a?os de relaci?n y con nueve perfumes en el mercado, auspiciados por la "princesa del pop", la alianza ha dado paso a ventas que superan los US$ 1,000 millones, creando un r?cord en la industria de la belleza femenina.

Por otro lado, aunque Britney no es reconocida por su exquisito gusto en la alta costura y, a menudo, ha salido elegida como una de las peores vestidas en Hollywood, esto no ha sido impedimento para que tiente el papel de dise?adora.

El pasado 1 de julio lanz? su propia l?nea, bajo el auspicio de la firma de moda Candie's, que de inmediato ha sobrepasado todos los pron?sticos de ventas. En menos de un mes, la ropa se agot? de los stands de las principales tiendas de Estados Unidos y ya se proyecta lanzarla en Jap?n y China.

Ante semejante ?xito, ?alguien podr?a decir que Britney Spears es un fracaso? Se la visto en lo m?s alto del ?xito comercial, pero tambi?n en lo m?s bajo. Una vez la endiosaron y con las mismas ganas la bajaron del pedestal para lapidarla. Pero aun as? aguant?. Ella es el vivo reflejo de lo que es un ave f?nix cuando resurge de las cenizas. Ni Madonna lo hubiera hecho mejor.


Tags: Britney Spears, música, problemas, espectáculos, artículos, actualidad, noticias

Publicado por adminbspp @ 9:35  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios