Jueves, 23 de julio de 2009

Según un estudio reciente, se ha sabido las diferentes maniobras que utilizan algunos comercios, como las de la marca Inditex, para influir en sus clientes.

Las técnicas psicológicas que emplean las tiendas a la hora de influir en el consumidor son infinitas. Una de las más recurrentes en el sector de la moda es la música. Algunos establecimientos como Zara o H&M apuestan por un pop elegante que se adapte a la filosofía de sus colecciones, modernas y de buen gusto pero a precios populares. Se trata de generar bienestar y armonía en el cliente para que éste sienta el impulso de comprar.

Pero cada tienda tiene un público distinto, con lo cual el estilo musical de unas a otras varía considerablemente. En el caso de
Stradivarius o Bershka, donde destaca el público femenino de 18 a 25 años, la música es mucho más marchosa, moderna y suena a volúmenes mucho más altos. Las adolescentes están mucho más animadas con un tema de Madonna o Britney Spears de fondo, según un artículo publicado en el diario El País.

En Zara, una de las franquicias más grandes y populares, es donde se puede encontrar el estilo más versátil musicalmente hablando. Generalmente se escucha música negra (R&B) sensual y armoniosa, aunque también suena música de lo más comercial como Rihanna o Beyonce. Esto está estrechamente relacionado con el amplio target al que quieren ir dirigidos los productos de la cadena.

Más relajada y selectiva es la banda sonora en los establecimientos del
El Corte Inglés, donde las canciones que suenan a modo de música ambiental cumplen la función de favorecer la comunicación entre el dependiente y sus clientes además de relajar a estos ante la estresante tarea de comprar ropa.

Créditos: marketingdirecto


Tags: Britney Spears, Madonna, ventas, moda, marketing, actualidad, noticias

Publicado por adminbspp @ 22:20  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios