Jueves, 23 de abril de 2009

Después de 3 horas de argumentos en la corte el día de ayer, no se extendió la orden de restricción en contra del ex-manager de Britney Spears, Sam Lufti, y su abogado John Eardley. El padre de la cantante, Jamie Spears, quien firmó la petición el 30 de enero, alega que los dos hombres tienen acosada a su hija, añadiendo que Lufti le dio un teléfono de contrabando en un hotel.

Samuel Ingham, un abogado asignado por la corte para la estrella del pop, le dijo al Jurado
"La situación de mi cliente ha mejorado drasticamente los últimos 14 meses. Ella ha sufrido mucho estres emocional".

Bryan Freedman, un abogado para Lufti, ha negado que su cliente haya cometido algún acto ilícito, diciendo que "Lufti solo le respondía a las llamadas de Spears llorando y buscando ayuda", alegando que ella buscaba anular el control de su padre en su vida. "Nadie amenazó ni actuó violentamente hacia Britney Spears", Freedman argumento.

Un abogado para Eardley, Roger Diamond, continuó cuestionando la validez de la tutela de Jamie y argumentó que Britney autorizó a Eardley para representarla, aunque un tribunal ha dictaminado previamente que Spears "carece de la capacidad" para contratar a sus propios abogados.

La Audiencia continuara el 28 de abril.

Fuente: People
Traducción: HeyBritney.com


Tags: Britney Spears, Sam Lufti, John Eardly, escándalo, tutela, juicios, noticias

Publicado por adminbspp @ 7:49  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios