Domingo, 02 de marzo de 2008

Calificación Rolling Stone:

Es sorprendente como, con lo que se supone es un desorden bipolar agravado por una dilatada depresión posparto (según perezhilton.com), Britney Spears sacó el mejor disco de su carrera. No es que se necesite mucho de ella para hacerle un disco (en éste apenas colaboró con la letra de dos temas), pero sus gemidos, maullidos y grititos nunca le dieron tanto material a los productores como en estas sesiones. Su voz fue sampleada tanto como las imágenes de su vida personal en las letras y el resultado es un entretenido disco electro-pop que redefine el sonido mainstream, mayormente gracias al productor Danja, ex discípulo y actual enemigo de Timbaland (quien supuestamente no le dio el crédito correspondiente por "SexyBack"). Hubo lugar para el trabajo de los creadores de "Toxic" que le dieron "Piece of Me", una robótica respuesta de Britney a los tabloides. T Pain compuso un himno de separación bailable –"Toy Soldier"– y el disco se completa con temas para el (strip) club. Eso sí, no hay ni una sola balada: lo mas cercano a un lento es el "Why Should I Be Sad", en el que Pharrell le dice "Vamos Britney, es hora de avanzar". Si sigue ese consejo y encarrila su vida privada hacia un lugar seguro, Britney podrá volver a ser una popstar mejor de la que fue y Blackout estará a una reedición de dejar de naufragar en ventas y recibir el reconocimiento que merece.

Gracias a HB


Publicado por adminbspp @ 14:01  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios