Domingo, 27 de enero de 2008
NUEVA YORK.? Uno no esperar?a que una diva de la cultura pop como Britney Spears formara parte de la agenda de discusiones en la conferencia anual de invierno de la Asociaci?n Psicoanal?tica Estadounidense.

Sin embargo, en los encuentros informales en la reuni?n de cientos de analistas de todo el pa?s realizados la semana pasada surgi? el tema; espec?ficamente los diagn?sticos no profesionales sobre la salud mental de la estrella que aparecen por todos lados en revistas y tabloides sobre celebridades.

?Enfermedad mental de Britney. ?Britney es bipolar??, y otros por el estilo. Bajo ese tipo de titulares, los art?culos citan a psiquiatras y psic?logos que nunca conocieron a Spears y que dicen que tiene s?ntomas ?cl?sicos? de un trastorno u otro.

?Esto me ha molestado mucho?, asegura Mark Smaller, psicoanalista de Chicago que asisti? a las reuniones la semana pasada en el Hotel Waldorf-Astoria, en Manhattan.

?Esta idea de hacer un diagn?stico de alguien a quien nunca se conoci? es totalmente inadecuada y da una mala imagen de los profesionales de la salud mental?.

Sin mencionar que est? mal desde el punto de vista m?dico, Smaller asegura que para hacer cualquier diagn?stico genuino, son necesarias al menos varias consultas exhaustivas con un paciente.

?Intentar hacer un diagn?stico basado ?nicamente en el comportamiento de una persona ?peor a?n, en el comportamiento tal como lo presentan selectivamente los medios? ?es cient?ficamente imposible?, asegura Smaller, tambi?n director de la Fundaci?n de Neuropsicoan?lisis.

M?s a?n, dicen Smaller y otros terapeutas entrevistados, podr?an causar da?o a Spears al impedirle recibir la ayuda que necesita. En una escala m?s amplia, este tipo de terapia realizada por los medios podr?a desalentar a otras personas en dificultades a que tambi?n busquen ayuda.

?No es bueno para esta persona?, dice la Dra. Gail Saltz, psicoanalista y psiquiatra de Nueva York. ?Pero en una perspectiva m?s amplia, tambi?n hace que las personas sientan temor. Sienten temor de perder la confianza o a ser etiquetadas, y las personas tienen mucho temor de las etiquetas?.

No es nada sorprendente c?mo la cobertura de Spears alcanz? el punto de discutir acerca de qu? enfermedad mental podr?a estar afect?ndola. Cada evento en la historia de Spears, incluyendo el repentino abandono el mi?rcoles de un tribunal antes de una audiencia de custodia, aument? la apuesta del esc?ndalo.

Desde sus ?debilidades como madre?, que ahora parecen positivamente pintorescas, pasando por su cabeza rapada y su ataque a un autom?vil con un paraguas, hasta su dolorosa lucha por la custodia, su historia se vuelve cada vez m?s desesperada y cada mes que pasa uno se pregunta qu? ser? lo pr?ximo que suceda.

Pero el momento que caus? frenes? entre los escritores de titulares sucedi? el 3 de enero, cuando la polic?a lleg? a la casa de Spears despu?s de que se neg? a entregar sus dos hijos a un representante de su ex esposo, Kevin Federline, y se encerr? en una habitaci?n con uno de los ni?os. La polic?a, que dijo que Spears estaba intoxicada, tuvo que sujetarla. Llamaron a los param?dicos y la trasladaron r?pidamente al hospital, con los paparazzi persigui?ndola.

Fue all? cuando recibi? la visita del ?Dr. Phil? McGraw, de la televisi?n, quien luego hizo declaraciones p?blicas de que necesitaba desesperadamente ayuda m?dica y psicol?gica.

Los familiares de Spears dijeron que hab?a pasado los l?mites al hablar sobre ella p?blicamente. M?s tarde el Dr. Phil dijo que lamentaba haber hecho las declaraciones.

Pero muchos otros psiquiatras y profesionales de la salud mental han sido citados tambi?n, especulando sobre lo que podr?a afectar a Spears. Eso, seg?n Peter Castro, editor adjunto de la revista People, era un elemento necesario de la historia.

?Las personas deben darse cuenta de que tenemos fuentes muy cercanas a Britney ?m?s de una? que nos dicen que creyeron que realmente sufr?a una enfermedad mental. Algunos incluso usaron el t?rmino trastorno bipolar?, dice Castro.

?De manera que fue solamente un acto responsable de nuestra parte preguntar a un especialista en este tipo de comportamiento. Hab?a una mujer que estaba hospitalizada. Era la primera vez que escuch?bamos que todo este comportamiento alocado pod?a realmente tener algo que ver con una enfermedad mental, quiz?s un trastorno bipolar?.

El Instituto Nacional de Salud Mental define el trastorno bipolar (tambi?n conocido como enfermedad maniaco-depresiva) como un problema del cerebro que provoca cambios inusuales en el humor, la energ?a y la capacidad de funcionar de una persona. Se calcula que aproximadamente 5.7 millones de estadounidenses adultos o aproximadamente el 2.6% de la poblaci?n de 18 a?os o m?s sufren este trastorno. Se suele tratar con medicamentos conocidos como estabilizadores del humor.

Saltz, que realiza comentarios regularmente en los medios, dice que con frecuencia le piden su opini?n sobre Spears. Una cosa, se?ala, es hablar sobre las preocupaciones que puede tener un m?dico cuando una mujer joven tiene dos ni?os peque?os, est? atravesando un divorcio y se sospecha que abusa de sustancias. Otra cosa es especular que tiene algo espec?fico, como trastorno bipolar.

Despu?s de todo, dice Saltz, un diagn?stico de trastorno bipolar es muy complicado. Se necesita conocimiento y contexto, muchas preguntas y mucha historia del paciente.

?No es como un an?lisis de sangre?, asegura. ?Los cerebros no tienen una casilla donde marcar?.

Otros se?alan que es extremadamente dif?cil diagnosticar cualquier enfermedad mental, mucho m?s el trastorno bipolar, cuando el abuso de sustancias posiblemente est? jugando un papel. ??C?mo saber qu? es lo que est? sucediendo??, pregunta la Dra. Susan Jaffe, psiquiatra y analista en Nueva York. ?Confunde el diagn?stico porque no se tiene una tabla rasa?.

Jaffe dice que se debe tener en cuenta otro factor: la tensi?n de la cobertura constante de los medios. ??Qu? le provoca a Spears todo este estr?s de los medios??, pregunta.

Seg?n Jaffe, todas las especulaciones sobre la salud mental de Spears son, en primer lugar, indecorosas, y por un motivo que no est? para nada relacionado con temas m?dicos.

?Todos la rodean y la miran mientras cae, y eso es algo muy triste?, dice Jaffe. ?Se trata de la vida de una persona?.

Cr?ditos: Workp/Associated Press
Gracias a Osdia
Publicado por adminbspp @ 15:29  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios