S?bado, 11 de noviembre de 2006
Como en un culebr?n cualquiera, Britney Spears -bastante relajada y como si llevara tiempo elucubrando un plan de castigo- y Kevin Federline han comenzado a hacerse m?tuamente la vida imposible.

Mientras Kevin reclama para s? a sus dos hijos tenidos con Britney, probablemente m?s con vistas a la mitad de la fortuna de la cantante que por amor de padre, ella amenaza con un verdadero golpe bajo, regalar las fotos de Jayden James, de ocho semanas. Seg?n est? el mercado, valen una aut?ntica fortuna. Se habla de una oferta en firme de dos millones, que no son las cantidades pagadas por las fotos de Suri Cruise Holmes o Shiloh Pitt Jolie, pero tampoco son moco de pavo.

Es realmente una buena forma de fastidiarle d?nde m?s le duele a Kevin, su cartera. El marido de Britney tiene fama de manirroto con el dinero que la cantante se gan? a base de mucho trabajo en los escenarios. Cuenta Hollywood.com que seg?n una cl?usula del contrato prematrimonial de la pareja, a Kevin le pertenece la mitad de las ganancias de las ventas de fotos de sus hijos en com?n.

Britney est? harta de las tomaduras de pelo de su marido, de sus infidelidades y excesos de alcohol y otras sustancias. Aguant? hasta la noche de Halloween. Despu?s, hizo lo que en el fondo llevaba mucho tiempo planeado.

Otra de las maldades del contrato es que Kevin tendr? que devolver todos los regalos de ella que sobrepasen los 10.000 d?lares. Entre ellos est? su querid?simo Ferrari.

semanadigital.com
Publicado por adminbspp @ 21:55  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios