Lunes, 09 de diciembre de 2013

En sus pocas entrevistas para Reino Unido (2) promocionando su nuevo álbum, "Britney Jean", durante un evento en Hollywood en noviembre, Britney Spears habló con el periódico británico 'The Telegraph' sobre su maternidad, el perfeccionismo, Justin Timberlake, Chaotic y la presión que siente sobre su residencia en Las Vegas.

El 27 de diciembre, Britney Spears va a seguir los pasos de Celine Dion y Elton John con una residencia en Las Vegas de dos años en Planet Hollywood, donde se especula que recibirá aproximadamente $ 300.000 por noche. Se anunció oficialmente en septiembre, con un evento a las 4 am en el desierto de Mojave, involucrando a 1.000 fans de Britney, y ella aterrizó en un helicóptero.

"Las Vegas es sin duda un nuevo reto", dice ella. "Pero me gustaría poder producir un tipo diferente de espectáculo. Uno puede hacer más cosas cuando no tienes que viajar en autobuses y montar y desmontar un escenario cada noche. Será más como una fiesta que un show normal".

Spears, quién cumplió 32 años el 2 de diciembre, está en muy buena forma además de que se exige más sobre su trabajo. "Siento que ahora soy más perfeccionista".

"El aumento de las críticas hacia mi persona me hacen un poco más estricta conmigo misma en estos días", dice. "La gente crea más expectativas de mí ahora, no sólo en términos de lo que hago, sino también en términos de lo que soy".

Parte del problema es que los puntos altos de su carrera en los últimos 15 años han sido extraordinariamente impresionantes. Éxitos como "Toxic" y "I'm a Slave 4 U" la han convertido en una marca, ayudándole a vender más de 100 millones de álbumes por todo el mundo, ganando premios en los Grammy y los MTV Video Music Awards, recaudar más de 380 millones de dólares con sus giras y recibir su estrella en el Paseo de la Fama cuando tenía sólo 21 años.

Y ella continua en la cima de las listas: el año pasado su colaboración con Will.i.am, "Scream & Shout", llegó al número #1 en 24 países. Casi 35 millones de personas la siguen en Twitter y la revista Forbes la señaló en 2012 como la mujer mejor pagada en la industria de la música, por delante de Lady Gaga, Katy Perry y Rihanna con ganancias de más de 58 millones de dólares.

Ella ha recorrido un largo camino desde su infancia en la ciudad de Kentwood, Louisiana, un lugar que se conoce como la capital lechera del sur de los Estados Unidos. "Es un pueblo pequeño donde todos se conocen", dice ella.

A los tres años Spears estaba asistiendo a clases de baile, a los ocho viajó a Atlanta, Georgia, con su madre Lynne y un ex maestro, a una audición para la serie de televisión de Disney, El Club de Mickey Mouse. Un paso a través de una escuela de artes, varios anuncios de televisión y un trabajo como suplente en Broadway fueron sus trabajos anteriores antes de formar parte de los mosqueteros junto a Christina Aguilera, Ryan Gosling y su futuro novio, Justin Timberlake. Cuando el Club de Mickey Mouse fue cancelado regresó a Kentwood, pero ella y su madre no estaban dispuestas a admitir la derrota.

Lynne, una mujer amable, viaja a Los Ángeles y tiene audiencias iniciales y reuniones con Jive Records hasta que finalmente llevó a Britney a la fama internacional. (Aunque Lynne y el padre de Britney, Jamie, se divorciaron en el 2002, ellos se reconciliaron ocho años después). "Mi madre es una mujer maravillosa", dice Spears. "Ella siempre fue una inspiración para mí , pero tener hijos ayudaron a tomarle más sentido a mi relación con ella. Mis hijos Sean Preston y Jayden me ven haciendo algunas de las cosas que mi madre solía hacer, además de que también ahora entiendo por qué ella hacía todo eso".

Después de dos décadas de fama, ¿cómo aprendiste a hacer frente a todo esto? ¿Cuál es el truco? "Oh", dice con una sonrisa, "es siempre un poco demasiado".

A principios de 2013 Britney se separó de su novio, Jason Trawick, y al final de esta relación de tres años, nos cuenta que es la razón de "Britney Jean", por lo que lo convierte en su álbum más personal hasta la fecha.

"Hay muchas canciones sobre corazones rotos que puedo identificar por mi ruptura este año", explica. "Cuando pasas por una ruptura, haces cosas para superarlo. Con el tiempo te das cuenta de que esto se está haciendo la mayor parte de la vida. También el álbum tiene canciones que hablan de divertirse con los amigos y la familia, cosas que te hacen feliz y te ayudan a superar la ruptura".

Spears espera que las letras inspiren a la gente. "Siempre seguí a mi corazón y me fui después de mis sueños, me imagino que la gente piensa que es inspirador. Espero que este sea el efecto que cause en mis fans y la gente en general. Definitivamente quiero proyectar una energía positiva para el mundo".

Aunque ahora ella está saliendo con un hombre de 27 años, David Lucado, quién trabaja en un bufete de abogados en Los Ángeles, la idea de Spears es soportar una sucesión de decepciones en su búsqueda del amor verdadero.

"Tu te entregas una y otra vez", dijo. "Pero el amor siempre te lleva de nuevo. Es una sensación diferente para mí cada vez. Cada chico con el que he salido, es un tipo diferente de amor. Y ahora , estoy en un amor mágico".

A pesar de que "Britney Jean" pueda ser su álbum más personal hasta la fecha, en los últimos años su música nos ha dado a entender la realidad de su vida. A principios de la década de 2000, "Lucky", un tema de su segundo álbum, nos reveló en sus letras: "Si no me falta nada en mi vida, ¿por qué estas lágrimas vienen por la noche?". En 2002, "I'm Not a Girl, Not Yet a Woman" nos cantaba: "Todo lo que necesito es tiempo, un momento que es mío, ya que estoy en esta transición".

En cambio, se fue profundizando en su discografia. En 2007, ella lanzó el sencillo "Piece of Me", en la que cantó sobre los paparazzi: "esperando a que me decida a empezar una pelea y terminar de resolver todo en la cancha, soy la Señora del mal Karma de la prensa, otro día otro drama. Soy la Señora Extra! Extra! Noticias. Soy la señora 'Ella es tan gorda, ahora está demasiado delgada".

En 2008, Spears salió de sus dramas diarios mostrando una franca recuperación y poniéndose en forma con una rutina de alimentación saludable y descanso. "Me siento como una anciana", dijo en ese momento. "Sí, pero me gustó mucho. Y, lo creas o no , simplemente me gustaba ir a la cama temprano, de una manera extraña . Por la noche es cuando lo haces todo mal".

En los últimos años se mantuvo ocupada. "Muy concurrido, en realidad", dijo ella. "Pero ha sido bueno. Tenía que ser una ama de casa, de hecho, tuve un descanso de un año cuando yo estaba en el papel de madre". Después, el tabloide se remontó cuando ella y Justin Timberlake aparecieron en los American Music Awards 2001 usando vestuarios con solo tela de jeans. "Fue un momento muy relajado", dice ella. "Estábamos como, ' Estamos bien, vamos a ir!".

"Tengo muy buenos recuerdos de aquella época: había una gran cantidad de ensayos, pero también hubo muchos momentos en los que estuvimos en las discotecas. Sigo pensando que la mejor noche de mi vida fue cuando tenía 22 años. Era la víspera de Año Nuevo y yo estaba en Hawaii".

La sonrisa en su rostro dio la pista de que fue una noche divertida, pero también sugiere que los detalles no serán revelados al público: "Fue hace mucho tiempo", dijo. "Pero fue divertido".

¿El estudio de grabación es su lugar seguro ahora? "Sí, sí. Por supuesto. Y esa sensación de seguridad llega a través de mi música, ahora más que nunca. Es como me siento cómoda haciendo canciones personales".

Britney ha pasado mucho tiempo siendo juzgada, pero cuando Simon Cowell la invitó a formar parte del equipo de jueces de 'X Factor' en 2012, no fue una decisión que tomó fácilmente.

"Tuve dificultad en ser demasiado crítica, a veces, pero luego simplemente me recordó que la crítica es positiva y constructiva en lugar de hacer el mal", añade . "Ser capaz de guiar a los jóvenes cantantes fue el principal punto positivo. Creo que en general fue una experiencia positiva".

No toda su carrera es recordada con tanto cariño . Cuando se trata de 'Chaotic', el documental de 2005 que nos da acceso sin censura a su matrimonio con Federline, ella dice: "Yo nunca haría algo como eso otra vez. En realidad, fue bastante malo", dice ella. "Ese ha sido probablemente el peor error que he hecho en mi carrera".

Cuando se le preguntó si eso incluye 'Crossroads', su película de 2002, que sin duda no era una de los favoritos para ganar un Oscar, de repente se pone la mano en el corazón y contesta gritando: "No, me gusta Crossroads!" terminando con risas.

Fuente: The Telegraph

Gracias a HB


Tags: Britney Spears, música, entrevista, The Telegraph, promoción, Britney Jean, periodico

Publicado por adminbspp @ 19:45  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios