Jueves, 17 de enero de 2008
El Dr. Phil McGraw está pagando el precio de su irreflexiva “intervención” con Britney Spears.

Su programa está tratando de conseguir grandes invitados para grabar el episodio 1000, concevido como un “tributo a las celebridades”.

Nadie bueno quiere ir”, dice una fuente familiar.

McGraw ha estado intentando atraer a grandes nombres con la promesa de que si acuden a su programa “el famoso podrá promocionar cualquier proyecto o caridad en la que este envuelto”.

Pero desde el debacle de Britney, los invitados más famosos están poco dispuestos a acudir a su programa.

Créditos: NY Daily News
Traducción: Osdia
Publicado por adminbspp @ 21:51  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios