Lunes, 01 de enero de 2007
Según escribe el "Se & Hör" noruego tras sonar las doce campanadas del Año Nuevo, Britney Spears, convertida por los dioses en la induscutible reina del pop y una de las estrellas más interesantes del momento, hizo una singular promesa: renunciar al sexo durante los primeros seís meses de 2007 y permanecer totalmente pura sín contacto alguno físico o sexual.

Según escribe el citado rotativo la famosa artista, inspirada por su amiga Paris Hilton, quiere curar su desenfrenado deseo sexual con esa dieta tan singular. Asegura Britney que el amor aunque parte fundamental de su vída ocupa demasiado espacio en su existencia y que quiere de momento apostar fuerte por su carrera.
Publicado por adminbspp @ 23:49  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios